Por Cynthia Zak.

¿Cómo detener la cabeza? ¿Los pensamientos recurrentes que rumiamos sin control?

¿De qué manera cultivamos un estado interior sereno que se refleje en nuestra vida cotidiana? ¿Existe una manera concreta de aumentar la autoestima, crear conciencia de nuestros actos, establecer relaciones genuinas y duraderas con la convicción de que todos estamos interconectados?

Si imaginamos que nuestra mente es un jardín y podemos elegir qué plantar en cada momento, la calidad de nuestros pensamientos comienza a cambiar inexorablemente.

Nos convertimos en unos observadores de lo que plantamos y tenemos la libertad de decidir qué clase de jardín queremos hacer crecer.

Para lograr hacer esto es indispensable entrenar la atención, volver a colocarnos en el momento presente que es el único existente. Ni en el pasado ni en el futuro. Aquí y ahora. Es una practica que toma tiempo y paciencia, mucho amor con uno mismo y la certeza que se puede conseguir ese estado de presencia.

La palabra mindfulness está muy de moda, se ha popularizado (y banalizado) y se usa muchas veces sin discriminación. Pero esta disciplina no fue inventada en el mundo occidental.  Mindfulness existe desde hace miles de años practicada por caminos espirituales como el hinduismo, budismo, sufismo y otros a través de la meditación y la quietud. En la actualidad hay muchas opciones para vivenciar mindfulness o atención plena con diferentes corrientes y desde el Sistema Yomu la invitación es usar el cuerpo y el movimiento para encontrar el aquí y ahora.

En Yomu sabemos que el ancla para parar, respirar, sentir el momento presente, vivir en atención plena o mindfulness late dentro nuestro. Sólo hace falta aprender a reconocerlo, reconectarlo y desde ahí activarlo para que sea parte de la vida cotidiana. Para poder crear una cultura que comprenda que la paz no es responsabilidad del otro sino que comienza en cada uno. La paz comienza en mí.

El Sistema Yomu trae al universo del mindfulness una manera nueva de activarlo, simple y poderoso y que además se puede usar cotidianamente. La invitación es que se pueda convocar el estado interior de atención plena en medio de las tareas diarias, en la escuela, atendiendo las obligaciones y sin necesidad de un espacio o condiciones ideales. Todo el mundo lo puede practicar, todo el mundo tiene la llave para activar esa ancla desde el corazón y la respiración y además no existen limites de edades o condiciones físicas.

Dos ejercicios prácticos para usar todos los días

Cierra los ojos y te sientas con la espalda recta. Llevas tu mano al abdomen y respiras normalmente sintiendo tu estómago que sube y baja suavemente.

Luego mueves la mano hacia el centro del pecho a la altura del corazón y respiras nuevamente dos o tres veces.

Mueves la mano y la colocas frente a la nariz sin tocarla y sientes la respiración entrando y saliendo por las fosas nasales.

Y luego puedes tocar con tu dedo índice el entrecejo (punto del tercer ojo) mientras respiras tranquilamente.

Hemos explorado cuatro puntos de anclaje. ¿Cuál es tu favorito? No es una competencia y no hay bueno o malo. Pero el punto que ha vibrado contigo es tu punto de ancla. Lo puedes variar o combinar pero allí hay una clave para llegar a ese momento de calma o frenar una tormenta antes que se desate.

Al conectar la respiración con el latido la mente se calma. Se produce una coherencia entre el ritmo cardíaco y el respiratorio y los pensamientos paran.

Es ahí la oportunidad del presente.

Es ahí el momento del jardín fértil dentro de tu mente que puedes sembrar con lo que elijas pensar.

Afirmaciones que son semillas

La palabra es clave para el jardín de la mente. En Yomu sabemos que lo que decimos y nos decimos impacta directamente a nivel celular y por ello trabajamos este mindfulness en movimiento con afirmaciones positivas.

Usa cada dedo de las manos mientras repites

Yo elijo ser feliz, yo elijo la paz.

Yo esparzo mucho amor, yo esparzo mucha luz

Yo soy bondad, el es bondad, ella es bondad, tu eres bondad, somos bondad.

Soy valiente, tengo coraje, soy amor, soy creativo, hago lo mejor cada día y aprendo de mis errores.

Y siempre tengamos la pregunta abierta, viva, vigente: que elijo plantar ahora en el jardín de mi mente?

Yomu es un sistema de mindfulness y valores universales que combina respiración, neurociencia, anatomía, música, percusión corporal, educación emocional y psicodrama para encontrar el ancla cotidiano de conexión con la paz.

Está conformado por un equipo de profesionales y existe en más de 20 países.

El Sistema tiene libros, canciones, música y brinda entrenamientos, talleres, diplomaturas, workshops para incorporar el mindfulness en la vida cotidiana a través del movimiento.

***

Cynthia Zak es Comunicadora social. Corresponsal exclusiva de Cadena 3 Argentina en Estados Unidos desde 1998. Cynthia es la creadora y directora del sistema educativo integral Yomu que brinda herramientas originales, simples y poderosas para trabajar mindfulness, anatomía, adulto disponible, yoga en la escuela, gimnasia cerebral, neurociencia, manejo de la voz.

El 25 de mayo brindará una charla sobre la Regulación emocional, del Bournout al Engagement en el 3° Congreso Inteligencia Emocional, Mindfulness y Coach 2018.

yomu.love. Instagram: @yomu.love. Facebook.com/yomu.love